Especial: Proyectos brutales de Marco Enríquez-Ominami

septiembre 4, 2009 at 8:41 pm 6 comentarios

Marco Enríquez-Ominami

Marco Enríquez-Ominami

Este post es una excepción.  Hasta ahora, sólo se han seleccionado proyectos individuales, y no se habían hecho “marcas personales” a parlamentarios específicos.  Pero Marco Enríquez-Ominami, el rockstar del momento, merece atención especial, porque es a la vez muy bestial y muy influyente. El objetivo declarado es demostrar que, si usted se da el trabajo de leer esto por completo, resulta difícil negar el carácter brutal de MEO. ¡Piénselo 3 veces si tiene planeado votar por él como Presidente!
Marco es, entre muchas otras joyitas, autor de:
  • Prohíbe las centrales hidroeléctricas (Boletín 5503-12): Este proyecto del ley (posteado antes en detalle en Sin hidroelectricidad, sin excepciones)  prohíbe la instalación de toda obra de generación hidroeléctrica permanente “ubicadas en zonas de valor ecológico, cultural, turístico y que impliquen impacto ambiental”. Es decir, prohíbe toda nueva central hidroeléctrica en Chile, sin distinguir tamaño o tipo. Este proyecto refleja la más absoluta incompetencia técnica y la más completa irresponsabilidad por parte de MEO. Si lo que se busca es proteger el medio ambiente, nada resulta más contraproducente que prohibir el medio de generación renovable más competitivo que existe en todas sus formas. Podríamos convenir como país que las grandes centrales hidroeléctricas de embalse ocasionan un impacto demasiado severo e imponer algún mecanismo de compensación, o incluso podría pensar en ponerse un tope de tamaño o de área de inundación (lo que, por supuesto, es muy opinable) pero prohibir hasta las microcentrales de pasada es negarle la puerta incluso a las más accesible de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), (i.e.: menores a 20 MW en el sistema eléctrico chileno).
  • Obliga a impartir al menos un semestre de “Ciencia y Tecnología”, en escuelas de periodismo (Boletín 6021-19): El proyecto de ley (posteado antes en detalle en Leguleyisando el periodismo) contiene un artículo único que señala: “Toda escuela de Periodismo perteneciente a una universidad autónoma, deberá impartir al menos un semestre de la cátedra CIENCIA Y TECNOLOGÍA”. Resulta absurdo (y posiblemente inconstitucional) pretender regular por ley una supuesta insuficiencia profesional particular. Cada casa de estudios está llamada a resolver las eventuales deficiencias de su malla curricular si así lo estiman conveniente, pero no debiera ser una ley la que así lo disponga. Es casi como si se impusiera que una vez a la semana los restaurantes deben servir sushi, o exigir que al menos una sección de las librerías sea de libros educativos. Lleva el rol del Estado mucho más allá de lo razonable.
  • Asegurando la representación popular a los pueblos indígenas (Boletín 5402-07): En un artículo uno, MEO propuso lo siguiente: “Se asegurará a los Pueblos Indígenas que habitan el territorio chileno representación en el Congreso Nacional de acuerdo a los requisitos y condiciones que la ley orgánica respectiva establezca”. Es posible que esta idea tenga cierto grado de aceptación ciudadana y que criticarla no sea rentable políticamente, pero el grado de discriminación positiva es, a todas luces, desmesurado. Si se le aseguran escaños a una minoría particular ¿Por qué específicamente a esa? ¿Por qué no asegurar entonces escaños a los masones, a los evangélicos o a los discapacitados? Si una minoría busca ser representada directamente en el Congreso, deberá luchar por ganar las elecciones, y no esperar a que el Estado le garantice un puesto sin necesidad de ganárselo en las urnas. Por otro lado, no existe una frontera clara que distinga al indígena ante la Constitución, sino que sólo se cuenta con la autoidentificación, lo que hace inaplicable esta propuesta en la práctica.
  • Prohíbe la pesca de arrastre (Boletín 5470‑21): Este proyecto de ley prohíbe brutalmente la pesca de arrastre en la zona económica exclusiva, sin excepciones de ningún tipo, cercenando con ello una de las principales actividades productivas del país. Si bien es cierto que existen problemas ambientales asociados a la pesca excesiva, pretender hallar la solución en una veda absoluta e indefinida es simplemente absurdo. Es posible concebir numerosas alternativas intermedias que aseguren la estabilidad e integralidad de los ecosistemas sin por ello cerrar una de nuestras grandes industrias. Esta medida es similar a suponer que la solución a la contaminación atmosférica en Santiago pasa por prohibir las industrias que hoy funcionan, sin considerar el costo social asociado. Tan evidente es el problema que el proyecto fue retirado con posterioridad por sus propios autores, pero MEO lo firmó en su momento, lo que da cuenta, una vez más, de la insigne irresponsabilidad del candidato.
  • Decisiones de las COREMAs (Boletín 5875-12): MEO propone lo siguiente para la evaluación ambiental de proyectos: “El Estudio de Impacto Ambiental será aprobado si cuenta con el informe técnico positivo de todos los organismos públicos con competencia ambiental que han participado en el proceso de evaluación”. Es decir, se exige la unanimidad para aprobar, y basta un voto en contra de decenas de servicios para rechazar. ¿Por qué se busca destrozar el funcionamiento de un organismo colegiado al exigir unanimidad en una sola dirección? Son contadas las veces que se logra la aprobación unánime de los servicios, pero es justamente la naturaleza colegiada del órgano de decisión lo que permite ponderar beneficios y costos que todo proyecto trae aparejado. Sería interesante realizar el ejercicio de suponer esta operatoria en forma retrospectiva y cuantificar los proyectos que habrían sido rechazados… posiblemente casi todo los que han entrado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Esto podría traducirse en empleos, PIB y cortes programados de luz.
  • Prohíbe que bancos entreguen cuentas corrientes y den créditos a quienes no acreditan ingresos y los limita al doble del ingreso (Boletín 5932-03): Buscando evitar el endeudamiento innecesario, MEO propuso impedir por ley que los bancos otorguen cuentas corrientes y créditos a quienes “no acrediten ingresos o que no contaren con las garantías reales o personales suficientes para el cumplimiento de las obligaciones contraídas”. Cómo se utiliza la expresión “o”, se entiende que el sólo hecho de no percibir ingresos impediría abrir una cuenta corriente… aunque uno sea un rico heredero con un patrimonio millonario (en el caso de que dicho patrimonio no generara ingresos). Para evitar el endeudamiento irresponsable de algunos, se busca impedir por ley el acceso a un bien cuya opción de goce debe quedar radicada en el seno de cada persona. En segundo término, el tope del doble del ingreso (se supone que mensual, aunque el proyecto lo omite) supone un severo cortapisas a quienes quieran emprender actividades empresariales en calidad de personas naturales.
Anuncios

Entry filed under: Proyectos de consecuencias catastróficas. Tags: , .

Arriesgando la vida a 30 k/h

6 comentarios Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

septiembre 2009
L M X J V S D
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: